Qué pedimos de ti?

Necesitamos que participes, tanto si eres familiar de la persona que recibe terapia, el profesor, el cuidador y/o incluso el mismo paciente. Nuestro trabajo es hacerle/la querer participar. Sin tu participación el efecto del entrenamiento se verá disminuido y el cliente será menos capaz de adoptar un comportamiento “típico/apropiado”. Y recuerda, comunicación es también parte del comportamiento.